martes, octubre 05, 2010

Mi querido colegio

     Os tengo que confesar, que para mí, sin lugar a duda, West es mi colegio favorito.  No es decir, que no tengo ninguna sugerencia para mejorarlo sino que confieso que lo voy a echar mucho de menos cuando me jubilo en pocos años.  Ya con anticipación de jubilarme en unos cuatro años, aquí veréis algunas sugerencias.
     Primero para mis colegas.  La cosa más importante es recordar que cada año, cada clase, cada estudiante es diferente.  Respeten estas diferencias, y no usen las mismas actividades y lecciones año tras año.  Para ser profesor hay que ser innovador.  Segundo, no sean sarcásticos ni cínicos.  A veces yo también sufro de estas actitudes venenosas pero os juro que causan más daño que cualquier otra cosa.  Recuerden que aprender es difícil para muchos, y no pierdan paciencia ni el impetú para seguir buscando una manera de enseñar algo  más claro.  Cuarto, mantengan las puertas abiertas fisicamente, emocionalmente y lógicamente. No se sabe exactamente cuando alguien va a entrar con una nueva idea, un nuevo problema, una nueva inspiración, si no están abiertos a estas cosas, perderán la oportunidad de crecer.  Finalmente abracen los cambios tecnológicos, porque si no los abracen pronto enseñarán con los dinosaurios.
     Para los estudiantes de West, lo más importante es no daros por vencidos la primera vez que algo fracase.  Fracasar es gran parte de aprender.  No temáis el fracaso, puede ser un gran amigo que os muestra el próximo crecimiento en la vida.  Segundo, sed pacíficos y tolerantes a personas que son diferentes.  El simbiosis en la naturaleza es muy fructifero,
las batallas siempre resultan en heridas.  Si sois tolerantes, podréis cambiar el mundo.
Dejad unos momentos en la vida para la reverencia, no importa si no es parte de una experiencia formal y religiosa, pero es importante reconocer que en la vida hay momentos de gran asombro y misterio, si lo olvidarais el mundo sería un lugar sin corazón e inspiración.  Buscad buenos libros y buenos amigos, a veces los que leemos y los que amamos afectan el resto de nuestra vida, por eso selecionad amistades y libros que son puentes hacia una vida mejor, no un círculo vicioso.  Finalmente, respirad profundamente y abrid los ojos para ver lo que está alrededor.  Este mundo de verdad es una maravilla y es el único mundo que tenemos con seguridad, no lo toméis por dado.

Ya basta de mis ideas filosóficas, es tarde y tengo que descansar antes del nuevo día de clases.

Sr. Hache
 




No hay comentarios.: