viernes, enero 22, 2010

¡No me gustaría ser famosa!


Muchas personas famosas tienen muchos problemas como las que se mencionan el artículo. La familia Gosselin es un ejemplo que recientemente ha sufrido el precio de la fama. Todo el mundo sabe casi todo de esa familia porque su vida estaba en la tele. Yo creo que eso causa mucho estrés y que fue una de las razones por la cual los padres se divorciaron. La familia no podía salir de su casa sin de que alguien supiera. Siempre tuvieron cámaras cerca. No pudieran vivir como esto y dejaron de filmar su vida y se separaron. No me gustaría ser como esa familia.


Me parece mejor que todo el mundo no sabe todo de mí. No quiero que cámaras siempre estén cerca de mí y que no tengo vida privada. Está bien si unas personas saben un poco de mi pero no es necesario que sepan todo. Prefiero lo que perdería más que ganaría.

5 comentarios:

singingparrot12 dijo...

Es triste porque los niños son muy pequeños. En mi opínion, los padres usaron los niños para hacer dinero. Los niños aman la familía pero los padres no tienen respecto por los niños. No me gusta mirar familías se desmoronan.

Lidia dijo...

Estoy de acuerdo. Y los niños no decidieron sobre el show pero sus vidas siempre serán afectadas.

Chelsea O. dijo...

No pienso que familias deben estar en programas de television. Los niños deben poder vivir sin cámaras en todos partes. No puede tener una niñez normal cuando su vida está mirado para el entretenimineto del mundo.

missmargarita dijo...

Con la familia Gosselin, es triste para los niños porque sus padres son locos. Su padre es un faldadero y su madre es loca con sus nuevos extensiones del pelo. Las camaras y los reportajes han separado esta familia. Una vida de la tele, es una vida dramática.

juliana nicole dijo...

Ninguna familia sería en un programa de tele de realidad. El número de estos programas que termina en una situación buena es muy pequeño. Es muy triste que los niños no pueden escoger una vida en la tele. Lo serían muy difícil para los niños vivir una vida normal.