domingo, octubre 01, 2006

El buscaemociones

Con la muerte de Steve Irwin hemos perdido uno de nuestros héroes del mundo salvaje.
Yo siempre admiraba a Steve por sus hazañas y quería ser más aventurero como él.
Ya llegando a la década de los cincuenta (todavía me queda un año y medio), me veo más tranquilo y menos aventurero. Pero . . .todavía hay algunos lugares que quiero explorar antes de morirme.
Primero . . . Machu Pichu
Desde que leí el poema de Neruda en mi juventud he querido subir a nacer de nuevo por experimentar las alturas de Machu Pichu. Esta ciudad real de los inca, siempre me ha evocado el misterio y poder del pasado. Viajar a Perú no es fácil, pero algún día tengo que ir para conocer más al fondo este rincón de las nubes, este sitio de misterios antiguos, la cuna de la civilazación incaíca.