domingo, abril 16, 2006

¡Uf! ¡Qué día! Puesto que mis hijos estaban enfermos está mañana decidimos que no sería buena idea que mis padres vinieran a celebrar las Pascuas Floridas en la casa nuestra (para evitar la peste). Por eso yo conduje a la casa de mis padres con un almuerzo para ellos empacado en hielo para sobrevivir la distancia. Lo pasamos bastante bien. Pude ir a la iglesia de mis padres donde mi padre fue ministro hace varios años. El sermón y el culto eran muy inspiracionales para mí. La historia que abre los pasos a amor eterno siempre me da esperanza y gran gozo. Después volvimos a la casa de mis padres y les preparé un almuerzo de pavo, espárragos, papitas nuevas con perejil, ensalada de frutas, ensalada oriental, bollos y de postre un pastel de "merengue de limón dulce" ( no sé exactamente como se dice Lemon Merengue) Gracias a Marcia, de verdad sólo tuve que recalentar la mayoría de las comidas.
Después de almorzar y un pequeño descanso volví a Normal, conduciendo entre chubascos fuertes. Estoy cansado pero contento, la verdad es que me doy cuenta de cuan importantes son mis padres a mí y les agradezco tanto todo que han hecho por mí. ¡Felíz Día de las Pascuas Floridas! El amor eterno existe.

No hay comentarios.: